Valora este artículo
(2 votos)

Historia

MIGUEL MERIDA.REDUCIDALa presencia de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada en Málaga, va asociada a la persona de Don Miguel Mérida Nicolich, médico Oftalmólogo que, privado de la vista al poco de terminar su carrera, dirigió todos sus esfuerzos en organizar la educación de los sordos y ciegos en Málaga.

Hasta él llega la fama del buen hacer de las Hermanas Franciscanas, en este campo y sin dudarlo se dirige a ellas pidiéndoles vengan a Málaga a realizar su carisma y encargarse de lo que él está tratando de organizar. Las hermanas ceden a su petición y llegan a Málaga en 1925, donde se hacen cargo del Colegio que en un Principio se llamó “Instituto Mérida Nicolich”, ubicado en la Avda. Dr. Letamendi, hoy Avda. Doctor Gálvez Ginachero.

FACHADA ANTIGUA.REDUCIDA

Con el paso de los años, la ONCE se hace cargo de los alumnos y alumnas ciegos. El número de alumnos/as sordos aumenta considerablemente haciéndose necesario un edificio mas amplio.

Entre los años 1956-1960, las Hermanas, de la mano de la “famila Mérida Nicolich” que sigue a su lado, adquieren unos terrenos en el barrio Gamarra, donde el 29 de Junio de 1965 se inaugura el nuevo y actual colegio en la C/ Doctor Escassi,12, pasando a llamarse: Colegio “LA PURÍSIMA” PARA NIÑOS SORDOS.

Clase antingua

El Centro consiguió Concierto pleno con la Junta de Andalucía, siendo la enseñanza gratuita.

En un principio la tarea principal estuvo orientada a preparar a los alumnos/as para acceder a la integración, especialmente, laboral y social. Desde los años 80, con la Ley de Integración y el progreso de las ayudas técnicas, en el centro se preparaban al alumnado para que pudiese acceder lo más pronto posible, a la integración escolar y con esta, a la integración social, familiar y laboral.verbotonal

Desde los inicios las Hermanas y el profesorado en constante formación, se especializan en la educación del niño sordo: destacando la aplicación durante décadas de la Metodología Verbotonal para la rehabilitación del habla y la audición.

pluridiscapacidad

En el curso 2003/2004 se comienzan a transformar aulas específicas de sordos en aulas para otro tipo de necesidades especiales. Atendiéndose a niños/as con edades comprendidas entre 0 - 18 años, con pérdidas auditivas, implante coclear, problemas asociados a la pérdida auditiva, trastornos de adquisición del lenguaje, parálisis cerebral y autismo.

El histórico edificio de la calle Doctor Escassi, en el pasado centro educativo e internado para sordos, fue transformándose para adaptarse a las nuevas necesidades que requería el alumnado que se iba incorporando, tanto las aulas como los espacios comunes han sufrido los cambios necesarios para poder atender a la diversidad.
centro inclusivoEn el curso 2011-12 se concede autorización para ir transformando el Centro Específico en Centro Inclusivo y se comienzan a reconvertir aulas de sordos en aulas de Infantil y Primaria ordinarias. Una vez terminado este proceso de cambios, desde el año 2018 nuestro colegio cuenta con tres aulas de Educación Infantil, seis de Primaria y otras seis de Educación Especial: dos para alumnos con autismo, dos para alumnos con plurideficiencias y dos para alumnado sordo; así mismo cuenta con un aula de apoyo a la integración.
Además, junto al equipo de profesores trabajan especialistas en fisioterapia, logopedia y psicología.
En la actualidad nuestro centro, comprometido con la educación inclusiva, atiende al alumnado de Educación Infantil y de Educación Primaria que comparte a diario experiencias con sus compañeros con diversidad funcional.
Atención tempranaDe forma paralela, el equipo de profesionales del CAIT "La Purísima" dependiente de la Consejería de Salud se ocupa de proporcionar atención temprana a niños y niñas de 0 a 6 años, que presentan alteraciones en su desarrollo o riesgo de padecerlos, dando continuidad a la tarea que iniciaron las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada, pioneras en la estimulación temprana de niños y niñas con deficiencia auditiva.
 
Al abordar todos estos retos, asumimos la necesidad de formarnos de manera continua, para ofrecer un Proyecto Educativo que responda de manera plena al Proyecto de Escuela del S. XXI.
Buscando en todo momento transmitir los valores que la Madre Francisca Pascual nos legó: Paz y Bien, Justicia, Solidaridad, Acogida, Sencillez, Amistad, Alegría y Creatividad.

 

 

 

 

logoefi logo-ISO9001 color-01

Notificación sobre Cookies

Nuestra web utiliza las cookies exclusivamente para el mantenimiento de sesión de la página y permitir su funcionamiento normal, sin exportar ninguna información personal a sistemas externos